Clic, clac

Juguetes de madera articulados con imanes

Los árboles suelen estar quietos, sin moverse, a no ser que quieran decirte hacia dónde sopla el viento.

De la misma manera que los árboles necesitan al viento para moverse y/o comunicarse, los wodibow te necesitan a ti para hacerlo, porque las piezas de madera maciza que los forman incorporan unos imanes y un pequeño mecanismo que les permiten hacer movimientos. Además, y gracias a que todas sus piezas han sido pulidas y lijadas cuidadosamente, te sorprenderá su suavidad y, por ello, la de sus movimientos.

Pero recuerda, son mastodontes… que no son muy ágiles, vaya.